Oye Siri, ¿cómo me siento hoy?

por Cristina Salvador

Vivimos en una sociedad hiperconectada en la que, paradójicamente, la tecnología coloca en el centro al individuo y no a la comunidad. Por esta razón es vital educarnos en Inteligencia Emocional donde la empatía tiene un papel fundamental ya que es la única competencia que la Inteligencia Artificial, como Siri o Alexa, no son capaces de aprender. La empatía es clave para la comunicación humana, está en la esencia del ser humano. Es el camino que nos lleva a conectar de verdad con los demás para ser capaces de comprenderles y sentir lo que experimentan.

Y, ¿cómo podemos desarrollar la empatía?

    • Observando y escuchando. La información está allí, si queremos ver, sentir y escuchar…Para entender y conectar con los sentimientos de quienes nos rodean necesitamos estar atentos con todos nuestros sentidos.
    • Adaptándonos. Debemos modular los mensajes, el tono de voz e incluso la postura corporal para generar sincronía verbal y no verbal con quien o quienes estamos hablando.
    • Incluyendo. Para no excluir y generar empatía es clave usar un lenguaje que no cree polaridades, que no nos obligue a escoger, que no genere comparativas y que se hable en positivo.

    • Con humildad. Aceptando que cada persona tiene su propia verdad y comprendiendo que una misma historia puede tener dos o más visiones.

    • Con tu voluntad. Se trata de querer ser una persona empática. De fomentar nuestro yo más solidario y abierto, así como de aplazar o incluso evitar el juicio y las etiquetas.

Si queremos cambiar el mundo lo primero que debemos cambiar es a nosotros mismos. Con empatía seremos agentes de cambio y para conseguirlo es imprescindible alimentar nuestra capacidad de entender y de conectar con los demás.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

CONTÁCTANOS Y
COMÉNTANOS TUS IDEAS