Política & Social Media

Noticias

Imagen: Unsplash

En la semana previa al Mobile World Congress, la organización programa una serie de actividades para acercar el congreso a la ciudadanía mediante actividades divulgativas. Este año la Mobile Week expande su radio más allá de Barcelona y lleva sus actividades a Reus, Igualada, Girona, Lleida y Ribera d’Ebre.

En la mesa redonda sobre política y redes sociales de la Mobile Week de Reus se contó con la presencia de Cristina Salvador, directora de Both, y estuvo acompañada por Josep Martí Blanch, Ernest Benach y Marc Arza.

Las redes sociales y las TIC son un activo interesante que facilita la interacción y la bidireccionalidad de los ciudadanos con los servidores públicos. Aunque es precisamente esta cualidad la que facilita que se generen las decepciones y esperanzas.

Cuando aparecieron las RRSS ofrecieron al usuario la ilusión por conversar de un modo desinteresado y accesible con la clase política, y aunque los algoritmos ejerzan un efecto burbuja, la llegada de los agentes que distorsionan estas conversaciones naturales – como los bots – han decantado la balanza sobre el sentimiento de decepción y desasosiego. Además, el uso prolongado de estos distorsionadores está favoreciendo a que se cree un fenómeno de polarización en la sociedad y la creación de la falsa idea de tener la razón en el momento en que los usuarios cercanos a ti dicen lo mismo que tú. Se genera una ‘espiral del silencio’ 2.0 como la que ya teorizó Noelle-Neumann en 1974 sobre los medios de comunicación.

Nos encontramos frente a una ley del péndulo que nos lleva de la euforia a la decepción. La pregunta debe ser entonces dónde se instalará el péndulo. La respuesta sólo depende de nosotros. Hemos de acostumbrarnos y apoderarnos del uso que le damos y le queremos dar.

Las propias empresas se percatan del descenso de reputación, la comunidad inactiva y la credibilidad. En el mismo día en que se celebró la mesa redonda, Twitter anunciaba un centro de transparencia y un cambio en las normas de uso para evitar la intervención en las elecciones europeas. Pocos días antes, el Comité Digital, Media, Cultura y Deportes del Parlamento británico dictamina que Facebook hace un uso inadecuado de los datos de los ciudadanos. En un estudio encargado a raíz del Brexit y de cuatro negativas de Zuckerberg a comparecer ante la House of Commons, se ha descubierto que Facebook utiliza prácticas tan poco éticas como la de ofrecer listas blancas a las empresas que las paguen y que su fiabilidad tiende a ser nula. Todo ello ha motivado que los principales periódicos del Reino Unido ya hablen de Facebook como un digital gangster.

A la pregunta si una persona que se dedica a la política hoy en día tiene que estar presente en las redes sociales, la respuesta debe ser un sí mayúsculo. No se debe renunciar a esta conversación y renunciar a tener voz en ella. La autoexclusión de las redes puede acabar por ser una losa inasumible. A pesar de ello, siempre debemos tener en cuenta algunos criterios:

  • No alimentar al troll – Tratemos de hablar siempre en positivo y evitar entrar en el circo político-espectáculo. Debemos evitar incrementar el escaparate de aquellos que gritan.
  • Marca agenda – No debemos limitarnos a ser seguidores de las conversaciones públicos, evitemos ir a remolque de los demás. Si proponemos temas propios, nos anticipamos a las conversaciones.
  • Escoge – No necesitamos ser omnipresentes. Escoge la mejor plataforma que sirva para tus intereses. Recuerda que no sólo existen las redes sociales, también podemos optar por mensajeria instantánia como Telegram o Signal.
  • Alimenta la creatividad – Trabaja los textos, las imágenes, las referencias y se sorprendente.
  • Ten personalidad – Escoge un tono y estilo, no quieras satisfacer a todos ni hablar de todo. Habla de lo que sabes y que concuerde que un territorio de contenidos que hayas establecido.
  • Verifica – Si estás presente en las redes sociales y tienes un rol activo, eres un agente comunicador. Verifica las fuentes antes de fomentar los rumores y las fake news.
  • Equilibra– Combina razón y emoción. Si el discurso se decanta hacia la emoción, entrarás en un terreno delicado. Pondera, argumenta y no te olvides de tu reason why.
  • Transparencia – Recuerda que debes dar explicaciones, que como servidor público se esperan cosas de ti. Dedica tiempo a la didáctica de la política.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

CONTÁCTANOS Y COMÉNTANOS TUS IDEAS