Escucha activa: ¿Qué es y cómo practicarla?

escucha-activa-concepto-empresa

La escucha activa es una habilidad fundamental en la comunicación interpersonal que implica prestar atención total a lo que la otra persona está diciendo, no solo a sus palabras, sino también a sus emociones y expresiones no verbales. Esto es un punto clave dentro de las empresas, ya que ayuda a favorecer de manera exitosa la comunicación interna.

 

Cuando practicamos la escucha activa, estamos presentes en el momento y enfocados en comprender completamente el mensaje de la otra persona. Esto significa evitar interrupciones, mantener contacto visual y mostrar interés genuino en lo que se está compartiendo. También implica hacer preguntas que puedan resolver posibles malentendidos para obtener más información y para demostrar que estamos comprometidos con el diálogo.

 

Es importante estar abierto a estas señales y ser empático con las experiencias y sentimientos de la otra persona.

¿Cómo practicar la escucha activa dentro de la empresa?

Para poder obtener una buena comunicación interna, en la mayoría de los casos se necesita de una buena escucha activa que pueda favorecer las relaciones dentro de la empresa, y como consecuencia, llevar a la buena comunicación interpersonal.

Capacitación y sensibilización

Es fundamental proporcionar formación a todos los empleados sobre la importancia y las técnicas de la escucha activa.

Esta capacitación puede incluir ejemplos prácticos, ejercicios de role-playing y consejos sobre cómo mantener la concentración y la empatía durante las conversaciones.

También es importante sensibilizar sobre cómo la escucha activa puede mejorar las relaciones interpersonales y la eficacia en el trabajo.

Fomentar la empatía

La empatía es una habilidad clave en la escucha activa. Los empleados deben aprender a ponerse en el lugar del otro y comprender sus puntos de vista y emociones.

Aquí lo que se debe hacer es reconocer y validar las preocupaciones de los demás, incluso si no están de acuerdo con ellas.

Fomentar la empatía ayuda a construir relaciones más sólidas y a resolver conflictos de manera más efectiva.

Crear un ambiente de confianza

Un entorno de trabajo en el que los empleados se sientan seguros para expresar sus opiniones y preocupaciones es fundamental para fomentar la escucha activa.

Para conseguirlo se pueden establecer políticas de comunicación abierta y transparente, donde se anime a los empleados a compartir sus ideas sin temor a represalias.

También es importante que, como líder, estés disponible para escuchar y abordar las inquietudes de los empleados de manera proactiva.

Practicar el mindfulness

La atención plena, o mindfulness, puede ayudar a los empleados a estar más presentes en las interacciones y a prestar más atención a lo que los demás están diciendo.

Se puede conseguir de manera simple al estar completamente presente en el momento y dejar de lado las distracciones mentales para concentrarse en la conversación en curso.

empresaria-escucha-activa-otros-empresarios

Fomentar la atención plena en el lugar de trabajo puede mejorar la calidad de las interacciones y promover una comunicación más efectiva.

Fomentar el diálogo abierto

Promover una cultura de diálogo abierto y constructivo es esencial para fomentar la escucha activa en la empresa.

Para ello, establece canales de comunicación abiertos y alienta a los empleados a compartir sus ideas y opiniones libremente.

Además de las reuniones regulares de equipo, se pueden organizar sesiones de lluvia de ideas y otros foros de discusión para fomentar la participación y el intercambio de ideas.

Proporcionar retroalimentación constructiva

La retroalimentación constructiva es fundamental para mejorar la comunicación y resolver conflictos de manera efectiva. Los empleados deben aprender a ofrecer retroalimentación de manera constructiva y a recibir comentarios de manera receptiva.

Puedes promover el comunicar los comentarios de manera clara y específica, centrarse en el comportamiento en lugar de la persona, y ofrecer sugerencias para la mejora.

Al fomentar una cultura de retroalimentación constructiva, se promueve la mejora continua y el desarrollo profesional de los empleados.

Utilizar herramientas de comunicación efectiva

Implementar herramientas de comunicación interna puede facilitar la colaboración y la comunicación clara entre los equipos.

Entre estas herramientas se pueden encontrar plataformas o software de gestión de proyectos y herramientas de videoconferencia.

Al utilizar estas herramientas de manera efectiva, se pueden agilizar las comunicaciones y mejorar la colaboración entre los equipos, lo que contribuye a un ambiente de trabajo más eficiente y productivo.

Modela el comportamiento

Como líder, debes dar el ejemplo practicando la escucha activa en tus interacciones diarias.

empleados-reunion-jefe-escucha-activa

Es muy fácil, y puedes empezar mostrando interés real en lo que los demás tienen que decir, hacer preguntas aclaradoras y mostrar empatía hacia las preocupaciones de los empleados.

Al modelar el comportamiento que esperas obtener en tu empresa, puedes establecer un estándar para el resto de la empresa y fomentar una cultura de escucha y respeto mutuo.

Al practicar la escucha activa, creamos un ambiente de confianza y comprensión mutua, lo que fortalece nuestras relaciones personales y profesionales.

Además, nos permite resolver conflictos de manera más efectiva, mejorar la colaboración y generar un sentido de conexión más profundo con los demás.

Comparte:

Otras inspiraciones

¡Suscribete a nuestra newsletter!

TE MANTENDREMOS INFORMADO SOBRE TODAS LAS NOVEDADES